Francisco Zúñiga (1912-1998)

Escultura

 

Premio Nacional

 

www.franciscozuniga.org

 

 

Nace en Guadalupe, barrio de San José, Costa Rica, el 27 de Diciembre de 1912. Trabaja como ayudante de escultura en el taller de su padre, realizando tallas de madera, en compañía de otros jóvenes escultores que acuden al taller para realizar sus trabajos personales y colaborar en general con la actividad del taller. Durante el curso escolar 1926-1927 acude a la Escuela de Bellas Artes como alumno regular.

 

En 1930 talla su primera escultura en piedra, lo que a la larga le permitirá adquirir independencia en relación con su padre. Obtiene un segundo premio en la segunda exposición nacional de Bellas Artes. Una exposición de arte expresionista alemán tiene particular influencia en su desarrollo: Barlach, Kollowitz, Grosz, Nolde y otros. En 1931 obtiene los primeros lugares en pintura y escultura de la tercera exposición nacional de Bellas Artes, y un año después descubre el arte prehispánico y realiza una serie de dibujos de la cerámica y escultura indígenas. Realiza grabado en madera, pinta al óleo y continúa tallando la piedra.

 

El Círculo de amigos del arte organiza su primera exposición individual en 1936 y, con la venta de algunas obras llega a México en otoño de ese año. Trabaja en el estudio del maestro Manuel Rodríguez Lozano. Posteriormente trabajaría con el escultor Oliverio Martínez en la parte escultórica del monumento a la Revolución de 1910; y con el escultor Guillermo Ruiz, en la realización de obras monumentales para el gobierno del General Lázaro Cárdenas.

 

Zúñiga sucede al maestro Oliverio Martínez en la cátedra de escultura de la Esmeralda, colaboración que duraría de 1939 a 1970, y en 1945 es nombrado director del departamento de terracota, cargo que ocupa hasta 1954.

 

Formó parte de la “Sociedad Mexicana de Escultores”, la “Asociación costarricense de autores de Literatura, Arte y Ciencia”, el “Frente Nacional de Artes Plásticas”, el “Salón de la Plástica Mexicana”, y otros.

 

Adquiere la nacionalidad mexicana al cumplir 50 años de vivir en el país.

Recibió en Costa Rica el premio Magón 1973, la más alta condecoración costarricense a un artista. Fue nombrado miembro de la Academia de Artes de México en 1987; y en 1992 obtiene el Premio Nacional de Artes de México. Expuso en galerías de arte de Holanda, Francia, Alemania, Estados Unidos, Londres, Costa Rica, Bélgica e Italia; además ganar premios en la Bienal Interamericana de pintura, escultura y grabado, la XI Bienal Internacional del Museo al aire libre Middleheim, en Bélgica y la Tercera Bienal de Escultura de Japón.

 

En abril de 1994 se realiza una exposición retrospectiva en las instalaciones de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes de la ciudad de México, en homenaje a los cuarenta años de la construcción del edificio y los relieves alusivos que realizó en la fachada del mismo. En mayo, se lleva a cabo una exposición Homenaje Nacional en el Palacio de Bellas Artes.

 

El escultor falleció en su casa de Tlalpan el 9 de Agosto de 1998.