Academia de Artes

La Academia de Artes tuvo su origen en un Decreto Presidencial fechado el 12 de diciembre de 1966. Su propósito fue agrupar en un cuerpo colegiado a distinguidas personalidades del ámbito de la creación artística, así como a teóricos de la historia y crítica de arte, con el fin de honrar sus méritos y fomentar la labor individual y conjunta al servicio de la cultura de nuestro país.

 

En el Decreto de creación se especificó que la Academia, entre otras cosas, debería fomentar la producción de los trabajos individuales de sus miembros, para que se trasmitieran y difundieran públicamente, así como sus aportaciones colectivas.

 

Sus propósitos fundamentales son el apoyo y difusión de las artes, la salvaguarda del patrimonio artístico de la Nación, la organización de eventos culturales de carácter público y privado, la asesoría en asuntos de orden cultural, el encargo y adquisición de obras, tanto de sus miembros como de otros artistas mexicanos de reconocido prestigio.

 

Para integrar la membresía de la Academia de Artes se formaron seis secciones: 

Arquitectura

 

Escultura

 

Historia y Crítica de Arte

 

Gráfica

 

Música

 

Pintura

 

En ese momento se nombraron a los Miembros fundadores, por otra parte, el decreto estableció un procedimiento a seguir para las nuevas designaciones. 

 

En la actualidad, esta Institución cuenta con una nueva sección:

 

Artes Escénicas

 

A cuarenta años de su fundación, la Academia de Artes desea ampliar y difundir sus actividades y renueva así los propósitos de continuar apoyando la vigencia y salvaguarda de nuestro legado cultural.

Foto: Alberto Moreno